sábado, diciembre 11, 2004

1447

El número del titulo no es de una fecha, ni de algo parecido, es la cantidad de "New critical objets" que había en mi ordenador, ahora ha bajado a 437, gracias a mi hermana que se ha quedado borrándolos mientras yo dormía un poco, mi cuerpo lo necesitaba, la fiebre que tenía ya ha bajado un poco y con suerte me permitirán salir este fin de semana, la idea de pasarlo delante del ordenador me deprime, no es que no me guste, es sólo que parezco no tener vida más lejos de esta maquina infernal, antes quedaba casi todos los fines de semana con los amigos (bueno por lo menos con uno de ellos, pero ahora esta demasiado ocupado para quedar conmigo), salía, reía lo pasaba bien y podía hablar con mi hermana de lo que hice, ahora no salgo, no veo a mis amigos y como no le hable de las partidas de los juegos a mi hermana, no se de que le voy a hablar.
Me dicen que haga más amigos, si fuese más sociable sería fácil, pero resulta que no es el caso, soy tímido y vergonzoso hasta que cojo confianza y si no me gusta una persona no le hablo. Por ser así una profesora no hace mucho me mando a vivir en una cueva como los ermitaños, por antisocial, me grito que no estaba preparado para vivir en el mundo de hoy en día, que no tenía amigos y nunca los tendría, me quede k.o, no sabía que hacer, para rematar me dijo que con mis dibujos y mis historias no llegaría a ninguna parte, porque había que ser muy bueno para eso, y no era el caso, me termino de chafar con eso, recuerdo que no supe que hacer, pero al final hice lo más normal en mi, ya que por respeto no iba a mandarla a la mierda, me lo tome a cachondeo alegremente, pero sus palabras dolieron, y me dieron ganas de echarme a llorar, algo que mi orgullo no me permitió. "Nunca llores delante del enemigo", "No dejes que vean que te han herido", frases así, me las han dicho siempre, y así fue, al final a todo el que grito y amenazo ese día, le termine por invitar a vivir a mi cueva, que seguro que ella no venía a molestar, y podíamos hacer una fiesta, mis compañeros de clase, se sorprendían, pues me había dicho cosas horribles y yo seguía con el cachondeo. Pero realmente me sentía fatal, y aunque lo contaba no era,”Tenme pena, mira lo que me ha hecho”, era “Anda riete un rato de lo que me han dicho”, no puedo evitarlo, no me gusta que me compadezcan.
Que hago aquí escribiendo todo esto, no lo sé, sólo quería contar lo de los virus que no me dejaban abrir Internet, pero soy así de raro, y no voy a borrarlo, porque como me dijo un amigo, sería como negar lo dicho y yo no soy así.

1 comentario:

Rei dijo...

Puh! No sabía que tenías fiebre! Dios, tienes que cuidarte más, especialmente con las comidas y las horas de descanso. Sería horrible que te enfermaras, espero que ya estés mejor pero por favor cuídate, por ti y por todos los que te queremos mucho.
Hay gente que muhcas veces habla tratando de convertirse en la voz de la razón y lo único que hace es destruír sueños. Esas personas un día se darán cuenta que no tienen metas propias, que bueno que hayas superado aquello a pesar del dolor. Demuestra que eres una persona muy fuerte, pero con sentimientos.
A todos aquellos que quieran desanimarte solo porque no tienen nada mejor que hacer o porque envidian tus sueños y talento, no debes escucharlos jamás. Tienes a tus amigos a tu lado (a pesar de la distancia, a pesar de que ya no les veas tan seguido) y ellos sabrán decirte la verdad con el más intenso de los cuidados que nace cuando sientes cariño por alguien.
Mucha suerte Puh, te quiero mucho.

Bill

PD: Espero que no se trabe la página otra vez... y si se postea dos veces, lo siento ^^;