lunes, septiembre 25, 2006

Valía

Di va a jugar al mismo rpg que yo, me hace mucha ilusión, además no es sólo que juegue, si no que va a estar en el mismo barco pirata que yo, sí, somos piratas, nuestro barco no tiene rival, surcaremos los 7 mares, conoceremos lugares que nadie ha sido capaz de imaginar, venceremos al canto de las sirenas capaces de volver loco a cualquier hombre, romperemos maldiciones… bueno ya se sabe que sólo es cuestión de un poco de imaginación.

Ya estoy matriculada en el graduado escolar para adultos, feliz, feliz, feliz, me hace ilusión, espero poder ir este año, los anteriores siempre me quede en el camino, ya fuese por otras clases o por trabajo, y hablando de trabajo, se acerca el día del fin, si del fin, todo terminara, adiós a no tener mesa, adiós a tener la culpa de la desaparición de papeles… aunque la verdad creo que es el cansancio de todo lo que me hace tener ganas de acabar por una parte, por otra quiero seguir, porque sé que este curro me permitirá estudiar, dudo tener un horario tan apañado si trabajo en algún supermercado, realidad, dura realidad…

Le he hecho publicidad a mi pai, Alby, le he pasado su web a un compañero de clase, me da pena que al final solo quiera leer sus historias eróticas, pues todas cuanto escribe merecen la pena ser leídas, como muchos relatos de autores desconocidos… admiro a Alby por ser capaz de publicar el mismo sus historias, por no tener miedo de que sean leídas por desconocidos crueles que pueden no apreciar su valía… yo no me veo de nuevo participando en un concurso, ni publicando libros, a pesar de que amo cada historia que escribo, cada personaje que creo…

2 comentarios:

Di dijo...

animo puh, poco a poco veras que encontraras esa fuerza, sólo que ahora no sabes dónde la has dejado.. te quieruuu

muad_did dijo...

Me vas a poner colorado hija. Pero se que muchos disfrutaran de mis historias y a otros no les gustara. No tiene nada de malo, no se puede contentar a todos. Ademas... si a tu amigo le gustaron mis eroticos ¿que tiene de malo?.

Animo hijita, no desesperes y sigue adelante buscando tus sueños que siempre habra envidiosos que se quejen ¡pero oye! que els surzan!